La perla del Valle, Plasencia - El Outlet de los jóvenes viajeros
¡Buenas tardes, lander! Cuando hablamos de Extremadura seguramente pienses en los foros romanos de Mérida o en los cerezos en flor del Valle del Jerte, pero hoy te descubriremos un tesorito situado al norte de la comunidad, en Cáceres, que deberías visitar al menos una vez en la vida. Plasencia-catedralPlasencia, “la Perla del Valle”. En esta ciudad medieval, situada a las orillas del río Jerte, confluyen cultura, historia, patrimonio y una espectacular gastronomía. Situada a 85 km de la capital cacereña, ha sido enclave estratégico para árabes, judíos y cristianos. Su situación en la Ruta de la Plata fue indispensable para la historia, dejando ésta huella con edificios como acueductos y puentes, palacios y fortificaciones, iglesias e imponentes casas señoriales. Dentro del último tramo del Valle del Jerte, cuenta con un rico entorno medioambiental, zonas verdes y pobladas que dan el toque excepcional a la ciudad.
outlet, viajes, Landmefar, jóvenes, España. Extremadura, Cáceres, Plasencia, cultura, arquitectura, historia
19544
single,single-post,postid-19544,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
 

La perla del Valle, Plasencia

Destacada- Muralla_de_Plasencia

29 ago La perla del Valle, Plasencia

¡Buenas tardes, lander!

Cuando hablamos de Extremadura seguramente pienses en los foros romanos de Mérida o en los cerezos en flor del Valle del Jerte, pero hoy te descubriremos un tesorito situado al norte de la comunidad, en Cáceres, que deberías visitar al menos una vez en la vida.

Plasencia-catedralPlasencia, “la Perla del Valle”. En esta ciudad medieval, situada a las orillas del río Jerte, confluyen cultura, historia, patrimonio y una espectacular gastronomía. Situada a 85 km de la capital cacereña, ha sido enclave estratégico para árabes, judíos y cristianos. Su situación en la Ruta de la Plata fue  indispensable para la historia, dejando ésta huella con edificios como acueductos y puentes, palacios  y fortificaciones, iglesias e imponentes casas señoriales. Dentro del último tramo del Valle del Jerte, cuenta con un rico entorno medioambiental, zonas verdes y pobladas que dan el toque excepcional a la ciudad.

Y te preguntarás, ¿qué puedo ver en Plasencia? Atento y verás como no dejará de sorprenderte el contraste de culturas en la zona del Jerte.

El centro histórico de la ciudad te transportará a la época medieval, puesto que se conservan grandes tramos de muralla que rodeaban la ciudad y hasta seis de las ocho puertas que se utilizaban para acceder a ella, siendo la más importante la Puerta de Trujillo. Para poder pasear por las murallas debes dirigirte hasta Torre Lucía, una de las 21 que aún quedan en pie y además es el Centro de interpretación de la ciudad. Tomando la avenida Juan Carlos I, llegarás al Parque de la Coronación donde podrás ver el Acueducto de San Antón, de origen medieval, que transportaba el agua desde la sierra. Una de las fotos más bonitas que podrás hacerte será con esta construcción de fondo. ¡¡Digna de postal!!

Plasencia-AbueloLos martes tiene lugar el mercado en la Plaza Mayor, una zona muy concurrida en la ciudad. El “abuelo mayorga” se ha convertido en el emblema placentino. Esta estatua está encaramada en la torre renacentista y principal de la plaza, situada en la Casa Consistorial, dando las horas en homenaje al relojero que fabricó el reloj de dicha torre. Aventúrate por las empedradas calles y descubre los rincones que esconden sus esquinas, como la Casa del Déan (en la calle Blanca) un palacete de estilo neoclásico chocando con la Casa del Doctor Trujillo, un palacete de estilo gótico.

Caminando por la calle Trujillo llegarás a vislumbrar las dos Catedrales de Plasencia. La “vieja” fue construida en el siglo XIII de un estilo románico frente a la “nueva” del siglo XVI de un estilo gótico. Ambas están unidas, ahí es donde reside la curiosidad de observar el impacto de mezcla y transición entre los estilos.  Del interior, cabe destacar el retablo del siglo XVII matizando en la imagen de la Virgen del Rosario como la maravilla que guarda la catedral.

Caminando unos metros terminarás en la plaza de San Nicolás, observando el elegante Palacio de los Marqueses de Mirabel, “puerta de acceso” a la antigua judería, donde encontrarás rincones que te harán plantearte el haber viajado hacia el pasado encontrándote con la estrechez de la calle Arenillas. El recorrido finalizará en el Palacio de los Monroy o también conocido como la Casa de las dos torres, una de las mansiones señoriales más antiguas y hermosas de Plasencia.

La plaza de San Vicente Ferrer alberga el convento de Santo Domingo, estupendamente conservado y convertido en Parador Nacional de Turismo. El claustro con artesonados mudéjares y los muros con techos abovedados puedes observarlos tomando algo en el interior. Los cómodos sillones que reinan en su interior te harán disfrutar de las vistas durante horas.

Como curiosidad, cuando comienza el calor, la gente visita “la isla” que es un recoveco que hace el río donde se bañan los placentinos para refrescarse.

Como buena perla, ¡¡esta ciudad brilla todo el año, lander!!

Almudena Aguilera
aguileragarrido3@gmail.com

¡Hola, lander! Soy Almudena Aguilera Garrido, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas. Como apasionada de los viajes, abro mi mochila para contarte parte de mis aventuras.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.