Burdeos es más que buen vino - El Outlet de los jóvenes viajeros
18747
single,single-post,postid-18747,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
 

Burdeos es más que buen vino

Espejo de agua- Burdeos

04 may Burdeos es más que buen vino

¡Buenos días, lander! En el viaje de hoy nos remontamos hasta el siglo XVIII, donde se erigió una de las plazas más emblemáticas de Francia.

Burdeos-fuente

Burdeos, o Bordeaux en francés, es una ciudad situada al sudoeste del país, capital de la región de Aquitania, y con una población de casi 240.000 habitantes en la ciudad, siendo una de las más importantes del país galo.

La Place de la Bourse tardó veinte años en construirse en la ciudad de Burdeos, cuna del buen vino. Este hecho dio fin a la época medieval de la ciudad-fortaleza. El encargado de tal edificación fue el arquitecto del Rey Luis XV, Jacques Gabriel. La clave de esta obra fue su forma rectangular rodeada de edificios bien adornados para generar esa sensación de ciudad clásica, dejando atrás las murallas que la cerraban. La destrucción de la plaza durante la Revolución Francesa, se convirtió en un símbolo de prosperidad y libertad para el pueblo, con un sinfín de nombres para ella, como place Royale, place de la Liberté o place Impériale hasta darle el nombre actual en 1848. Tras varias modificaciones en las que situaron coronando la plaza estatuas de Luis XV o Napoleón, finalmente, en 1869 se colocó la Fuente de las Tres Gracias, que representan las hijas de Zeus, generando gran éxito entre la población y siendo un símbolo actual de lucha contra el cáncer de mama. La Plaza de la Bolsa, conocida así en castellano se ha convertido en un emblema para la ciudad.

 

Burdeos-noche

Pero esta plaza alberga un curioso reflejo. Le Miroir d’Eau es una maravillosa obra que crea el efecto espejo con los edificios que colindan el lugar. Este espejo de agua ha pasado a formar parte del Patrimonio de la Humanidad, además de ser el más grande del mundo con más de 3.450 m2. El suelo de granito de esta formación transforma el terreno en un escenario mágico tanto para niños como para mayores, ideal para refrescarse en días de calor. Por la noche, con la plaza iluminada, la estampa que ofrece el reflejo del agua es digna de cuento. Fue construida en 2006, y desde entonces, se ha convertido en sitio referente de la ciudad.

Lander, reserva un fin de semana y pasea por el río Garona hasta llegar a la Place de la Bourse, admira sus esculturas, la ornamentación de los edificios y refréscate en Le Miroir d’Eau. Toma fotografías y mándaselas a tus seres queridos, envidiarán que te encuentres en un sitio con ese toque mágico que aporta la fuente en el paisaje. Cierra el día disfrutando de un buen crepe francés dulce o, si lo prefieres, saborea un poco de queso con vino, ¡acertarás seguro!

Almudena Aguilera
aguileragarrido3@gmail.com

¡Hola, lander! Soy Almudena Aguilera Garrido, estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas. Como apasionada de los viajes, abro mi mochila para contarte parte de mis aventuras.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.