Hamelín, una ciudad de cuento - El Outlet de los jóvenes viajeros
18819
single,single-post,postid-18819,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
 

Hamelín, una ciudad de cuento

hamelin

10 may Hamelín, una ciudad de cuento

Muy buenas tardes, lander.

hamelin 1Hoy queremos llevaros hasta una auténtica ciudad de cuento: Hamelín. Atraídos por su flautista y las melodías con las que hechizaba a los roedores, nos dejamos llevar hasta la Baja Sajonia para descubrir sus fachadas de piedra arenisca de vivos colores. ¿Acaso no sabías que esta ciudad existía de verdad? Acompáñanos, lander.

Hamelín se encuentra a unos 40 minutos de tren en Hannover. Un lugar encantador en el que te puedes sentir como en un cuento de los hermanos Grimm. Si vas pensando en encontrarte a un tipo con sombrero y flauta dando saltos perseguido por un ejército de roedores… lo harás. Los habitantes de la ciudad recrean el cuento en la plaza de la iglesia, Am Markt entre los meses de mayo y septiembre dos días a la semana: los domingos a las 12 h y los miércoles a las 16:30. Sin embargo, si vas fuera de estas fechas, este pintoresco rincón alemán de estética medieval tiene más atractivos que te harán recordar el cuento (aunque sabemos que en realidad quieres ver al flautista actuar).

El ambiente de cuento de Hamelín lo forma también su naturaleza. La ciudad está situada junto al río Weser, por lo que lo que no es de extrañar que este paisaje inspirase a los hermanos Grimm. Frente al ayuntamiento nos encontramos con una fuente en la que se representa al flautista, el Rattenfänger, como lo conocen en Alemania (aunque nosotros no hemos podido ni pronunciar la palabra). Las figuras del flautista se repiten en distintos puntos, como la escultura de la oficina de correos o la Casa del Flautista. Pese al nombre, el personaje no vivió en esa casa, sino que fue por el último sitio que pasó antes de salir de la ciudad. 

hamelin 2Este personaje se cuela incluso en la catedral de la ciudad, la iglesia de San Marcos. Es bastante nueva, ya que se construyó tras la Segunda Guerra Mundial, y en ella podemos encontrar una vidriera de colores con la imagen del flautista. Tu visita también debe de incluir una vuelta por el  Museo de Hamelin, para que conozcas algo más de su historia, no solo a su famoso flautista. No obstante, te toparás con él en cada recoveco, como en la fachada del Hochzeitshaus. Situada en el centro del casco antiguo, este edificio se creó para celebrar fiestas en su interior, su fachada está repleta de campanas que tocan la melodía del cuento. A ese son bailan figuritas de madera que aparecen cada vez que se dan las 13:05, las 15:35 y las 17:35 horas de la tarde.

Si no te quieres perder nada de Hamelín, lander, no te olvides de seguir las ratas del suelo. ¡Disfruta conociendo una ciudad de cuento!

Elena González Blázquez
elenalandmefar@gmail.com

Tengo apellidos, pero puedes llamarme Elena. Voy a ser una de tus guías turísticas en este blog tan particular, pero que conste que a mis 23 años sigo sin saber leer un mapa como es debido. Para dudas, ruegos, lloros o preguntas puedes escribirme a: elenalandmefar@gmail.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.