Praga: Saborea la República Checa - El Outlet de los jóvenes viajeros
18499
single,single-post,postid-18499,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-7.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive
 

Praga: Saborea la República Checa

saborea praga 1

05 abr Praga: Saborea la República Checa

¡Buenas tardes lander!

Hoy te acertamos hasta la Ciudad de las Cien Torres, hasta el Corazón de Europa, hasta el lugar que vas a saborear sin que tu bolsillo sufra, ya que esta zona, en general, tiene fama por sus más que razonables precios. Hoy nos vamos a Praga.

saborea pragaLa Ciudad Dorada nos recibe con sus callejuelas medievales mientras te va mostrando sus maravillas, como el Reloj Astronómico y su correspondiente Torre del Reloj, desde donde las vistas son preciosas. Sin embargo, hoy no os vamos a hablar de monumentos, tampoco del famoso Puente de Carlos, ni sus numerosas iglesias. Hoy solo os hablamos de comida.

saborea praga 2La gastronomía en la República Checa tiene influencias de la cocina alemana y austriaca. También de la húngara, prueba de ello es el goulash: un plato típico de carne de ternera, cebolla, pimiento y pimentón, del que luego deriva la sopa con el mismo nombre. Seguramente esta te sea familiar porque la sirven dentro de un pan en forma de cuenco acompañado con patatas. La cocina checa suele tener como base la carne y son platos muy contundentes, pero también hay platos tradicionales para los menos carnívoros, como la Kulajda a base de verduras, aunque no por ello menos pesado (sopa de puré de patatas acompañada de setas y huevo). Otro plato muy famoso son los Knedlíky o dumpling: una masa de harina, patata y pan que se suele rellenar de distintos ingredientes, dulces o salados, dependiendo de junto a qué alimento vaya a servirse.

Uno de los tres platos nacionales de la República Checa está formado con esta última receta: la ternera asada con salsa de nata y dumplings, pero los otros dos también llevan carne como ingrediente principal: son el pato asado y  la carne cerdo asada con col agridulce. Aunque con mucha menos variedad, también sueles tener algún plato de pescado, como la carpa o la trucha. En cuanto a los postres, no podíamos olvidarnos de uno de los más típicos, el cual encontrarás en los puestos ambulantes de la ciudad: el trdelník, un rollito de masa dulce con nueces a la que le puedes añadir chocolate.

¿A qué esperas para ir a Praga y saborearla?

Elena González Blázquez
elenalandmefar@gmail.com

Tengo apellidos, pero puedes llamarme Elena. Voy a ser una de tus guías turísticas en este blog tan particular, pero que conste que a mis 23 años sigo sin saber leer un mapa como es debido. Para dudas, ruegos, lloros o preguntas puedes escribirme a: elenalandmefar@gmail.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.